Noemí Martín Pacheco. "Promesas"


Tenemos en las islas, jóvenes promesas en todos los sectores gastronómicos: Cocineros, Enólogos, Restauradores… Hoy le queremos dedicar esta sección a Noemí Martín Pacheco. Cocinera, como a ella misma le gusta que la definan y desde hace más de un año trabajando al frente de la cocina de La Despensa Canaria.

 Estudió cocina y gastronomía en el I.E.S San Marcos, y desde el  Restaurante de Humbolt donde hizo sus prácticas académicas, se marcho a Alemania para ser parte del equipo de La Despensa Canaria. Ella misma nos narra cómo ha sido este primer año.

Mi llegada a Alemania fue bastante complicada, iniciaba una vida en un lugar desconocido para mí,  un nuevo idioma, con gente que no conocía y completamente sola, eso sin añadir la responsabilidad que suponía para estar al frente de una cocina profesional, casi recién salida de mis prácticas. 
Aunque mis dos primeras semanas fueron difíciles hasta el punto de llegar a plantearme volver a casa, seguí hacia adelante y me aferré a  la oportunidad que me habían dado.

El apoyo y la confianza de Eduardo y Regina fueron decisivos para seguir adelante, y  Marino un señor mayor, también español, que me ayudó desde el principio y que aún hoy lo sigue haciendo. (Marino es el marido de Rafi la señora de la limpieza y un hombre que ha trabajado desde hace muchos años en gastronomía).

Se podría decir que mi adaptación a Stuttgart fue fácil. Es una ciudad grande pero a la vez muy cercana,  y me adapte rápidamente. Parte de esa adaptación se la debo a la suerte que tengo de trabajar en un lugar donde todos me han recibido con los brazos abiertos: El personal, los jefes y los clientes. Sin duda y en primer lugar a Eduardo y a Regina, ellos me  abrieron las puertas de su casa, me ayudaron con el idioma, y me presentaron gente para que no me sintiera sola. Ellos siempre han estado a mí lado y hoy puedo decir que para mí son más que mi jefe y su mujer, son mis amigos.
Tener en mi trabajo un poco de mi casa, de mi tierra, es una fuente de energía,  es como tener un poco de Canarias aquí y eso me hace más llevadera la estancia en Stuttgart, Desde el principio he sentido mucho cariño por parte del pueblo alemán.


También le hemos preguntado a Noemí que es lo que más echa de menos y esto fue lo que nos contó.  

Muchas cosas echo de menos de Tenerife. Gracias a dios la gastronomía la tengo conmigo en el trabajo,  pero se echan de menos unas buenas papas bonitas o un plátano canario. Por  supuesto añoro a la familia y a los amigos pero casi, lo que más extraño de Tenerife es el mar. Esa brisa fresca, el murmullo de las olas, la salitre pegada a la piel. Cuando vives rodeada de montañas después de haber crecido junto al mar, eso se lleva regular.
 Recientemente galardonada con un reconocido premio Gastronómico, Noemí Martín abre su corazón para explicarnos que sintió ante ese reconocimiento.

El premio no tiene un nombre especifico,  es un certificado en el que se me designa  como la  mejor cocinera el el kulinart 2012-2013 y  nos otorgan tanto a Eduardo como a mí, embajadores de la isla de Tenerife en Alemania.

La verdad es que ese día fue bastante interesante. Entró Coni, Directora del kulinart y nosotros pensábamos que como una cliente más venía a comer el menú que teníamos ese día; Papas arrugadas y mojo.  Para mí sorpresa se dirigió a mí y me felicita en el momento en que me hace entrega del premio. Me quedé blanca no sabía que decir,  ni cómo actuar, era algo que no me esperaba y que me cogía totalmente por sorpresa. Este premio para mí significa un reconocimiento al trabajo realizado durante este año, en La Despensa Canaria, y un trampolín para mi futuro. Pero sobre todo es un certificado que me han dado a mí, pero en el que hay muchas personas: Mis profesores del I.E.S San Marcos, en especial Ana Lima, Pedro Rodríguez Dios que me enseñó mucho, me dio ánimos y me abrió las puertas de Alemania.  También están detrás de este premio Yeray Beltran y Toñi,  compañeros en el Restaurante Humbolt y grandes amigos, personas increíbles a las que no se les reconoce lo gran labor que desempeñan dentro del mundo gastronómico y que son grandes profesionales. Este certificado sin duda también es de ellos porque yo sin ellos no lo hubiera conseguido.
Ante la pregunta de si les gustaba más el término chef o cocinera, no muestra ninguna duda.


A mí me gusta que me digan cocinera, porque esa es mi profesión, yo no soy un punto de referencia, una gran estrella de la cocina. Creo que se puede llamar chef a gente como Martín Verasategui, Ferrán Adriá o Pedro Rodríguez. Yo soy simplemente cocinera, y muy orgullosa de ello. Les dejo el titulo de chef a los grandes jefes de cocina del momento, para mí el término  de cocinera, que es la esencia de la cocina de antaño.  Mi  madre era cocinera, al igual que mi abuela y yo respeto y aprecio ese legado. Sin duda ellas no fueron responsables de hoteles ni restaurantes, eras las cocineras de sus casas y yo conservo esa parte. Yo soy la cocinera de mi pequeña casa que es La Despensa Canaria, mimo mi cocina como lo hacia mi madre. Cocino con amor y respeto por lo que hago la cocina tradicional ese sabor tradicional y tipo de mis Islas Canarias.

1 comentario:

  1. Anónimo2:31 p. m.

    Una gran cocinera, sacando siempre ánimos de donde no los encontraba, tanto en los años de estudio como en este tiempo que lleva fuera de su tierra poniendo todo su empeño y dando todo de si y más. Le deseo mucha suerte en su vida con esta profesión que muchos amamos pero pocos llegamos a tener la suerte de lanzarnos a la piscina y poder quedarnos a nadar.
    Ánimo desde tu isla, se te quiere!!

    ResponderEliminar